Colpin

Coronavirus: cuidados para tu salud mental durante coberturas exigentes

La pandemia que vivimos hoy en día nos ha enfrentado a todos ante un escenario desconocido y poco previsto. Esto puede generar estrés en la población, lo que incluye a los periodistas que cubren el covid-19.


26 de Marzo del 2020 Compártelo:  

El 6 de marzo de 2020 fue confirmado en el Perú el primer caso de coronavirus Covid-19, un virus del que se supo por primera vez en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan (China). Desde entonces varios de los países afectados han tomado estrictas medidas, la más importante: cuarentena obligatoria con el fin de evitar la propagación.

Las personas se encuentran en aislamiento social, han dejado de laborar y sus actividades diarias para quedarse en casa mientras se sigue conociendo más casos de infectados. Sin embargo, algunos profesionales continúan con su labor, como los médicos, distribuidores de alimentos, personal de seguridad y más, entre los que se encuentran los periodistas.

El periodismo no para, la información debe llegar sin interrupción a las personas, se debe conocer todos los detalles, las medidas que se vienen tomando, los cuidados y precauciones recomendados por las autoridades de salud, etc.

Se trata de una situación poco usual, los periodistas se enfrentan a una pandemia, una guerra en la que el enemigo es invisible a los ojos humanos, una situación que se va conociendo conforme avanza. Por ello, muchos pueden encontrarse frente a un escenario que genera angustia, temor, pánico y otros sentimientos que pueden afectar a su salud mental.

Es importante que los periodistas que realizan coberturas exigentes o que pueden resultar traumáticas, sepan cómo ir preparados y enfrentarse a ellas. No se puede dejar de lado este aspecto de la salud.

Olga Simanovych, editora de la edición rusa del GIJN, publicó un artículo en el que desarrolla cómo se debe lidiar al momento de reportear sobre el Covid-19. Ella conversó con especialistas del Dart Center for Journalism and Trauma, un centro de recursos conformado por un grupo de expertos para periodistas que cubren la violencia, conflictos y tragedias en el mundo.

La Dra. Cait McMahon, directora del Dart Center Asia-Pacífico, y el director ejecutivo, Bruce Shapiro compartieron algunas recomendaciones para periodistas que se encuentran cubriendo el Covid-19.

Los expertos reconocen que si bien el coronavirus difiere de un evento traumático como un terremoto, tsunami o la explosión de una bomba, se pueden encontrar riesgos similares.

Actualmente, “todos somos parte de la historia, aunque en diferentes grados. Esto significa que los periodistas necesitan estar más en sintonía con sus ansiedades y con las de las personas a las que entrevistan”, señaló Cait McMahon para el GIJN.

Los especialistas del Dart Center separan sus recomendaciones en tres grandes bloques: antes, en donde el periodistas debe prepararse para una historia traumática; durante, cuando trabaja con el contenido traumático; y después, momento para recuperarse de las historias emocionalmente agotadoras.

A continuación conoce de forma puntual lo que de debe empezar a adaptar como parte de una rutina al momento de enfrentarse a una cobertura difícil.

ANTES

Prepara un plan de acción. Arma un cronograma de trabajo en el que incluyas las horas que vas a dedicar a la historia o investigación, pero no olvides incluir dentro de tu horario actividades de relajo. Ten en cuenta que el cronograma puede ser ajustable, que éste no sea motivo de estrés.

Evalúa previamente los posibles riesgos psicológicos y físicos a los que te puedes enfrentar. Por ejemplo, en el caso del covid-19, infórmate con fuentes oficiales y confiables sobre las formas de contagio, prevención, y más.

Ten presente tu misión, es importante que tengas en claro tu propósito para poder trazar metas alcanzables. No olvides el sentido ético, pues te ayudará en la toma de decisiones.

DURANTE

Una vez que te encuentras en el proceso de desarrollo de la historia o investigación, ten presente la respuesta de tu cuerpo al trauma del que eres testigo o estás viviendo.

¡Atención! Si sientes palpitaciones cardiacas rápidas, sudoración excesiva, dolor físico o incluso llanto, toma las medidas necesarias para controlar y sanar.

¿Qué puedo hacer?

Los expertos recomiendan hacer una pausa y practicar ejercicios de respiración. Cambiar de espacio, si no es posible, pon tu cuerpo en movimiento, estira y afloja los músculos. El movimiento y cambio de lugar ayudarán a normalizar la reacción del cuerpo.

DESPUÉS

Autoevaluación, un paso crucial. Una vez finalizado el proceso y contada la historia, debes pregúntate si sientes algún malestar como ansiedad, confusión, culpa, vergüenza, desesperación, sentimientos de aislamiento, auto condena, traición o si te sientes desmoralizado.

Dedica tiempo a actividades que se encuentren fuera de tu rutina, asiste a sesiones terapéuticas, realiza ejercicio físico, medita. Se debe dar espacio a la socialización, la risa y la alegría.



Fuente: Global Investigative Journalism Network

Compártelo: